¿Qué hay que pedirle al arquitecto?

Uno de los problemas fundamentales que nos encontramos los arquitectos con los clientes, es que en general, la gran mayoría son primerizos.

Si, primerizos.

Cuando el cliente reunió el dinero, consiguió la financiación, o se ganó el gordo de navidad, cosas que pasan muy pocas veces en la vida, tiene la opción de hacerse su casa. Por esto en general, los clientes son primerizos.

Si no lo son, no sigan leyendo esto, a no ser que quieran recordar su “primera vez” con un arquitecto… aunque suene mal…

cambios 01

El cliente está acostumbrado a ir al médico. Todos odiamos ir al médico. Ni hablar si es el dentista, pero las reglas del juego están claras. Te atiende la secretaria, te da un turno, te ponen en bolas, te dicen que estás mal, te recetan, y luego la secretaria te vuelve a dejar en bolas, es decir, pagás lo que corresponde y ya está. Algunas veces inclusive, te cobran antes de ponerte en bolas… para entrar a la consulta más convencido de que lo que te van a decir, será cierto.

Nosotros los arquitectos, en general, no tenemos una secretaria. Y si la tenemos, nunca sabe qué hacer, porque ni nosotros mismos sabemos que hacer con el trato del cliente.

Nos reunimos con unas personas que conocemos relativamente poco, nos traen un “proyecto” como el de la imagen de la izquierda, y nos dicen que nosotros tenemos que transformarlo en un “dibujito” para que se pueda presentar en la Muni, nos den los premisos para construir, y ya está.

Este es un típico caso de un primerizo.

El que ya tiene experiencia, y como sabe lo tedioso que es la obra, y sabe la cantidad de tiempo que le dedicó a “solucionar problemas”, va directo al grano. Y comienza a exigir las soluciones. Y de ser posible sabiendo los costos desde antes de empezar con el proyecto.

Yo quiero explicar qué hace un arquitecto, y de algún modo, aproximarme a la manera en la que hacemos nuestro trabajo. Para que seamos todos un poco menos primerizos.

Hay varios pasos que se pueden dar, caminando al lado de nuestros clientes. Y esto lo quiero aclarar muy bien. Yo odio estar enfrentado con el cliente. A mi me gusta ir al lado. Hacer las cosas juntos. Compartir la experiencia. E intentar disfrutarla juntos.

Diseñar o Proyectar arquitectura, es un placer para mi. Y si encima me pagan por ello, se disfruta más todavía, pero una relación en la que el cliente es casi 2psicoanalizado” por el arquitecto, en su forma de vida, en su intimidad, en su modo de uso de sitios de su casa a los que no le abrirá las puertas a extraños como uno mismo, es extremadamente tedioso de sobrellevar cuando se está enfrentado con el cliente. Cosa que no comprenden ni comprenderán jamás los comitentes gubernamentales, que plantean desde el día “cero” una especie de guerra por el poder. guerra que siempre creen que ganan, y que en realidad, van perdiendo día a día, en calidad de obras…(análisis para otro post).

Imaginen que estar enfrentados con el arquitecto, para el cliente, no sólo es tedioso, sino encima la bronca que debe dar que para colmo hay que pagarle para vivir de disgusto en disgusto…

Por esto, es que hay que tratar de que el arquitecto se ponga al lado del cliente. Y pagarle para ello. Sería estúpido pagarle a alguien para enemistarnos.

Los primeros pasos:

Basándome en la hipótesis de que hay cierta cantidad de dinero, obtenido del modo que sea (me refiero a la financiación…) para obtener los recursos suficientes para realizar una obra en un lugar concreto.

Es posible que el cliente, quién todavía no sabe que es cliente, necesite comprar un terreno.

Comprar Terreno:TOPOGRÁICO

La compra del terreno, tiene muchas variables a tener en cuenta. Estas variables pasan desde las más obvias, hasta las imposibles de comprender, hasta para los urbanistas.

Por esto es que una buena opción, es buscar a nuestro arquitecto de Sinapsis Estudio, y pedirle una consultoría para la elección del terreno.

Las variables que hay que tener en cuenta, no son sólo las inmobiliarias, sino también las más técnicas como normativas, leyes, reglamentaciones, retiros, alturas, FOT, FOS, edificabilidad, orientaciones, asoleamiento, ganancias de calor, ruidos molestos, etc. Muchas veces, un terreno de igual dimensión, en dos sitios diferentes, pueden tener resultados tan dispares e inverosímiles, que es bastante difícil de imaginar las posibilidades.

Un solar de 500m2 puede tener disponibles la cantidad de 20 plantas de altura en pleno centro de una ciudad, o permitirte hacer sólo 200m2 de casa sólo en dos plantas. Entre medianeras, o separarte 5 m de cada lado. Las posibilidades son infinitas.

Al arquitecto hay que pedirle lo que uno quiere.

Esto es una de las cosas mejores del arquitecto, y una de las grandes diferencias con el médico. Al médico no se le puede pedir el diagnóstico. Yo quiero una gripe más o menos sanita… pero al arquitecto se le puede pedir, por ejemplo, un terreno que permita hacer 3 plantas, que no tenga vecinos cerca, que dé a la mejor orientación (Norte en el hemisferio Sur, y Sur en el Hemisferio Norte), El Este es simpático para ambos, y el Oeste odioso.

Se le puede pedir un terreno escarpado, cuya topografía sea interesante, o totalmente llano.

Que tenga posibilidad de infraestructuras, o que esté aislado del mundo.

El arquitecto puede, de todos los terrenos que el cliente haya visto y elegido, de lo que los inmobiliarios le han ofrecido, ofrecer unas planillas descriptivas y analíticas, o fichas, que permiten discernir entre las posibilidades de unos y otros.

Esto es un trabajo, que se paga. Y puedo asegurar, que es un dinero muy bien invertido, ya que la elección del terreno, puede hacernos ahorrar en energía eléctrica mucho dinero, si esta´bien orientado, si no tiene sombras de edificios vecinos, etc. Esta inversión, nos permite buscar el mejor lugar que podamos pagar.

Pero, si ya tenemos el terreno elegido, gracias al arquitecto, al inmobiliario, o a la tía que nos lo heredó, debemos plantear el Programa.

El Programa.

Partido 01

Qué es?

Es sentarse con la familia toda. (toda me refiero a la que vivirá en esa casa, tanto diariamente como esporádicamente), y plantear cuáles son los espacios que se necesitan para el uso.

Es decir, cuántos dormitorios, cuántas habitaciones extras, baños, quincho, piscinas, cocinas, lavaderos, escaleras, talleres, canchas de tenis, de padel, pistas de kartings… etc. Tendedero… si… también…

Y sobre todo plantear las actividades que se realizan en ellas. (no se sorprendan, se hace cada cosa en lugares insospechados…)

Y por supuesto no olvidarse de la escalera…

Pero en una reunión con el arquitecto de Sinapsis (puede ser inclusive por video-conferencia), se puede plantear un esbozo del programa, y llegar a cunatificarlo, para saber qué superficie se está necesitando para cada una de las áreas a proyectar o programar.

Un simple croquis de zonificaciones, un listado de usuarios y conocer en profundidad las actividades de cada uno de los que vivirán o utilizarán la vivienda, permite que el arquitecto haga un programa completo.

Imaginemos que el cliente quiere diseñar su espacio de trabajo, y tiene varios empleados, y trabaja con gran lujo de clientes todos los días. Habrá que analizar este funcionamiento para pdoer dimensionar los espacios previendo los posibles crecimientos a coto o largo plazo.

Los Croquis Preliminares:

Cuando el cliente le pide al arquitecto una Idea de una casa, para ver más o menos cómo podría ser, pero sin que se comience a hacer el proyecto, el arquitecto tiene que mostrar estas ideas.

El único lenguaje posible son los dibujos, croquis, e imágenes de referencia.

Antes de google, los arquitectos se comían muchos libros de arquitectura, y muchas revistas. Hoy en día, los clientes “googlean” todo. Pero todo. Y traen al estudio del arquitecto, las imagenes de lo que quieren. La casa de Brad Pitt, el quincho de Brad Pitt, la mujer de Brad Pitt…etc.

Pero a su vez, Brad Pitt no tiene quincho (ya que no es criollo el muchacho) entonces, el interior de la “casa de Brad” viene con más imágenes de referencia de cosas más cercanas a nosotros. Como por ejemplo la ventana de Homero Simpson. (esto es real, no es un invento).

casa 127072010079

Estas dos imagenes cuentan la verdad, y que está bien, porque muestran en realidad cómo la gente capta la esencia de las cosas, y las quiere adoptar para sí mismos.

Este cliente quería una mansión como la de la izquierda, con techos importantes, pero con la ventana de esta otra foto. Que es ni más ni menos que la casa de Homero Simpson. Es decir, quería ese Bow Window.

Saber interpretar estos códigos, es una de las principales cosas que hay que pedirle a un arquitecto.

Para que el cliente no tenga la culpa de lo que pide. Porque en realidad, no tiene la culpa, la culpa la tiene el arquitecto.

Dicho sea de paso, la resolución de esta vivienda está en el post de la Vivienda Los Morales, Monteagudo, Murcia.

Por lo tanto al arquitecto hay que pedirle que sepa interpretad las necesidades del cliente. Que no son solo formales, sino también las funcionales del programa. Porque toda moda se pasa, pero luego hay que convivir con esa columna que el arquitecto puso allí…

El croquis preliminar, pasa a ser entonces un elemento de comunicación. Un IDIOMA, un LENGUAJE con el que podemos transmitir ideas.Persp V1.4 (6)

Sin embargo, hoy en día, esos croquis pasan a ser imágenes fotorrealisticas realizadas en computadoras.

Como por ejemplo, esta vivienda que se realizó unas “ideas básicas” para poder elegir el terreno para comprar.

Estos croquis preliminares, que es cierto, han sido un poco exagerados encuanto a la definicón, porque prácticamente ha sido un anteproyecto, permitieron elegir comprar o no un terreno u otro.

Con las diferentes posibilidades planteadas de proyecto, se analizó la factibilidad del solar, interpretando las normativas, poniendo un programa, y superficies.

El cliente era muy exigente, y por supuesto pagó estas exigencias, con lo cual, felices los arquitectos de los croquis preliminares.

El Anteproyecto.

Es lo más importante e interesante de un proyecto de arquitectura. Es el Gran Paso. Es el plasmar las ideas del cliente, mezclarlas con las imagenes de referencia de la casa de Brad Pitt, combinarlas con el programa de necesidades, y con los croquis preliminares.

Ajustar las medidas, y generar una arquitectura que tiene sus plantas, sus fachadas, o alzados, sus secciones, cortes, axonometrías, perspectivas, y renders. Es la parte más divertida del desarrollo, tiene varias idas y vueltas, y muchoas ajustes, y discuciones entre los propietarios que quieren la cochera más grande sacriicando cocina o cocina más grande sacrificando el espacio de la bodeguita… Se comienza a vivir el sueño de la casa propia, diseañada a gusto, y que quedará mejor que la de Brad… bueno esto muchas veces no es cierto. La verdad es que la casa de Brad Pitt no me gusta tanto…

Para que no se pongan a googlear… esta es la casa de Brad…

En esta etapa de Anteproyecto, qué se le pide al arquitecto?

Se le piden principalmente planos definidos en planta, en sección, cortes, perspectivas, renders, infografías, análisis de asoleamiento para analizar las entradas de sol en los diferentes horarios durante diferentes días del año, un 3d para poder pasearse por dentro de la casa, y no necesitar imaginar cosas que luego serán diferentes a las imaginadas. Las imágenes mentales son muy difíciles de transmitir con fidelidad. Y sobre todo hoyo en día pedrile un BIM (Building Information Modeling) Ver: BIM

Se le puede pedir al arquitecto una valoración aproximada de los costos de cosntrucción. (Aproximada porque no hay detalles definidos que modifican mucho los costos de obra). Y por supuesto los cambios y modificaciones necesarios para que este proyecto (no dos proyectos diferentes) pueda quedar acorde a los requermientos, y necesidades que van surgiendo mediante las visualización de las posibilidades, el clásico “ya que estamos, arquitecto…”

El Proyecto Ejecutivo o de Ejecución:

Es el proyecto que nos permitirá presentar a las entidades que reglamentan la industria de la construcción en el sitio. Cumplir con todas las normativas de seguridad, estabilidad, antisísmicas, etc. Y las urbanísticas, como los retiros, alturas permitidas, superficies de FOS  y FOT, (Factor de Ocupación del Suelo y Factor de Ocupación Total), edificabilidad, etc.

Las instalaciones, las estructuras, y todos los planos técnicos para que todo aquello que parecía tan “artístico” pase a ser algo más “serio” y construible. Estos seran un montón de planos, memorias y planillas que nos permitirán generar los presupuestos de obra, y las contrataciones del constructor, que puede ser administrado por el propio arquitecto, o por otro agente.

Una vez aprobados los planos, se pasa a al obra.

Dirección Técnica.

Al arquitecto en esta etapa, hay que pedirle principalmente que esté al lado del cliente. Sobre todo en la obra. Es el momento en el que las tensiones están en su punto más tirante, ya que las inversiones de la obra son muy grandes al lado de lo que una persona está, en general, acostumbrada a gastar, y el estrés agregado es grande. El arquitecto, acostumbrado a manejar grandes cantidades de dinero (ajeno, por cierto) no se estresa tanto, ya que tiene por un lado a su favor que maneja los números, conoce los términos y condiciones, y sabe cuáles serán los resultados finales y a qué costo. Sin embargo, las presiones de parte del cliente cada vez son mayores. Fundamentalmente por esto es que hay que hacer los posible por estar del lado del cliente.

Aquí, al arquitecto hay que pedirle transparencia principalmente. Al fin y al cabo el dinero es del cliente, y la Dirección Técnica puede hacer ahorrar dinero, o malgastarlo.

Los Honorarios de Proyecto, com oporcentaje del coste de la vida útil de un proyecto, son el 0,1% del total.

La construcción es el 9,9%

Gestión 10%

Mantenimiento y operación del edificio después de la construcción, el 80%.

Cuál es la mejor inversión? el 0.1%, ya que es el momento más inteligente de la inversión total. Elarquitecto es el que piensa, y adopta las mejores decisiones para que luego los otros porcentajes puedan disminuir lo más posible. Por ejemplo, si la construcción saliera en vez del 9,9%, un 9,8%, ya se habría rentabilizado los honorarios del arquitecto. Por esto, es que hay que elegir a un buen arquitecto, y exigirle hacer el trabajo bien hecho.

porcentaje honorarios construcción

Anuncios

Un comentario en “¿Qué hay que pedirle al arquitecto?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s